Momentos | #poesia

No existe

la sonrisa perfecta.

No existe el tiempo para los estados de ánimo,

los campos semánticos del alma

las letras de los sentidos.

No existe

un segundo como cuenco

que llenar de ganas.

El cuenco está roto.

Y las ganas fluyen.

En tu pelo, la mañana, los días y las horas, en la primavera y toda aquella sarta de profundas absurdidades que cuantifican la felicidad contemporánea.

No existe la sonrisa perfecta. No existe el tiempo para los estados de ánimo, los campos semánticos del alma las letras de los sentidos.  No existe un segundo como cuenco que llenar de ganas. El cuenco está roto. Y las ganas fluyen. En tu pelo, la mañana, los días y las horas, en la primavera y toda aquella sarta de profundas absurdidades que cuantifican la felicidad contemporánea.

Pic by Inés Alcolea

Anuncios

Aparececiste

Apareciste

entre medio de todas las tempestades contenidas a un abrazo de explotar.

Apareciste como un hilo de luz en una maraña de locura.

Como la idea clara antes vaticinio.

Déjame,

entre el antes o el después del fin de las historias,

explicarte lo que representas:

Un abrigo cálido de brazos con aroma al hogar que jamás puse nombre,

que apagas tus días con mis buenas noches

quiero que seas mi casa.

Y contigo digo tu corazón,

que puede estar lejos sintiéndolo en mi mismo pecho cada vez

que late este.

Déjame que dibuje tu sonrisa infinita

con la que he aprendido a zurcir mis roturas

en un lienzo con el mismo final.

Silencio,

quiero que mi beso recorra kilómetros hasta tu mejilla

sin que nadie adultere su sabor.

Quiero que todas nuestras palabras no dichas

te llenen esta noche de camas vacías

y esperas finitas.

Apareciste entre medio de todas las tempestades contenidas a un abrazo de explotar. Apareciste como un hilo de luz en una maraña de locura. Como la idea clara antes vaticinio.  Déjame, entre el antes o el después del fin de las historias, explicarte lo que representas: Un abrigo cálido de brazos con aroma al hogar que jamás puse nombre, tú  que apagas tus días con mis buenas noches quiero que seas mi casa. Y contigo digo tu corazón, que puede estar lejos sintiéndolo en mi mismo pecho cada vez que late este. Déjame que dibuje tu sonrisa infinita con la que he aprendido a zurcir mis roturas en un lienzo con el mismo final.  Silencio, quiero que mi beso recorra kilómetros hasta tu mejilla  sin que nadie adultere su sabor. Quiero que todas nuestras palabras no dichas te llenen esta noche de camas vacías  y esperas finitas.

¡Se vende poesía!

He empezado un proyecto que seguro que os gustará: ¡láminas de poesía decorativas! Estoy haciendo unas láminas con dos poemas seleccionados: no soy normal y jardín (este último jamás lo habéis leído). Estos textos o cualquier otro de esta web, ya que todos son cosecha propia, pueden estar colgados en tu pared o enmarcados, impidamos que las letras queden solo entre libros y puedan exponerse al sol 🙂

Envíame un correo a info@inesalcolea.com o déjame en comentarios si quieres más información. El precio de cada lámina son 12€ pero hasta final de mes puedes aprovechar la oferta de inauguración de dos láminas por 20€ ¡disfruta de la poesía a diario!