Etiquetas

– Nunca te dije que te quedases.

– Simplemente pasaba por aquí…

– Y se te ocurrió subir a verme y quedarte a dormir durante tres meses.

– Exacto. Ya sabes que en tu cama se duerme más calentito.

– Tú lo que tienes es mucho morro.

– Y tú mucha labia.

– ¿Y ahora qué?

– ¿Qué de qué? ¿Hemos llegado a la charla?

– Supongo.

– ¿Entonces?

– ¿Cómo que “entonces”? Esta es mi casa.

– ¿No quieres que te despierte por las mañanas con un beso, que te traiga el desayno, que te ponga música mientras te duchas?

– Sí… sólo quiero saber qué somos.

– ¿Acaso importa? Las etiquetas solo sirven para catalogar, y nosotros no somos ficheros perdidos. Tú sólo necesitas un nombre y te encontraste con un sentimiento. ¿Te gusta el sentimiento?

– Claro.

– Entonces, calla y disfruta, tonta.

Anuncios

2 pensamientos en “Etiquetas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s