Superhéroe

–¡Espera!

[Se detiene en la repisa de la ventana, dispuesto a saltar. La habitación permanece a oscuras, el viento golpea la fina y translúcida cortina haciéndola bailar. Ella se levanta de la cama, con la sábana tapándole un pecho aunque mostrando el otro, al igual que insinúa el final de su espalda junto a aquella parte en la que deja de tener ese nombre]

–¿Qué?

–¿Cómo que “qué”? ¡No te tires!

–Soy un superhéroe, ¿recuerdas?

[Su mirada se fija en el horizonte, contemplando todos esos rascacielos, instantes más tarde se vuelve a quitar la máscara]

–Este no era el trato.

–Pero… aún no estoy a salvo.

–Yo sólo te puedo proteger de los peligros de ahí fuera, tú te tienes que proteger de los peligros de ahí dentro.

[Dice mientras se acerca a ella hasta tocarle el pecho con el dedo índice, señalándole el corazón]

–Pero, yo no soy fuerte.

–Lo eres para abrir los ojos cada día, y para respirar. Lo tienes también que ser para reírte y disfrutar.

–No lo soy.

–Si estabas ahí fuera, enfrentándote a las calles –dice mientras se vuelve a poner la máscara y a avanzar lentamente hacia la ventana. Da un salto grácil sobre la repisa y vuelve la cara hacia ella por última vez– no tengas miedo de meter la cabeza dentro de ti.

[Y salta.]

Anuncios

3 pensamientos en “Superhéroe

  1. Yo cre que todo el mundo tiene la posibilidad de ser feliz, pero ser feliz es muy MUY dificil a veces, es mucho más facil ser inefliz y dejarse llevar sin luchar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s