32

¿y si el calor

de tu sombra

hubiese dejado un velo

que me arropa?

Que me besa las mejillas cada noche

Que me susurra mil quereres

¿y si el calor

De tu sombra

Viniese a visitarme en cada sueño

A desmentirme mis deseos

Para despedirse con un beso?

Que me mueve las entrañas

Que me hace viajar más allá de la nada

¿y si el calor

De tu sombra

Todavía no se ha ido de esta cama

No ha dejado ni un segundo de guardarla?

Y me roba las ideas

Y me roba los inviernos

Dándome un falso verano eterno.

Un verano que abandonarlo no quiero

Ni puedo.

 

Me sumerjo bajo los lagos de mis quimeras

Nadando sin respirar a tu vera

Mirándote a los ojos

Sabiendo que todo es bello

Mirándote a los ojos.

Y con tu mano sobre la mía

Una fusión de fantasía

Un volar de energía

Y tu mano me envenena

Y tus sueños se despiertan.

Y encuentro tu calor,

Contigo encima

Susurrándome cosas que por fin no son mentiras.

 

Cuán tristes

Son los pensamientos

De la desesperación

Cuán tristes

Los del anhelo por amor

Cuán tristes

Cuando no recordamos lo bueno

Y nuestra mente nos muestra solo el invierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s