ese sitio

Las nubes se colapsaban bramando y encima de aquella montaña lo podía ver todo. Todo era: el mar oscuro y salvaje que chocaba contra las fachadas de los edificios medio derruidos, comiéndose ventanas y puertas, comiéndose estructuras y dejando paredes abiertas y desnudas. Había algunos, que incluso a pesar de su resistencia a morir, habían perdido la batalla contra la naturaleza y habían suicidado sus piezas ahogándose entre las olas espumosas. El ojo del chico que contemplaba sobre el acantilado no parpadeaba, tenía las pupilas dilatadas y, a pesar de tener los ojos acuosos, ninguna lágrima se le escapó de aquel hoyo hacia el interior de su cabeza, hacia el interior de sus pensamientos.

Todo lo que veía era marrón, el cielo, la tierra, el mar, las casas que ya no quedaban. Abrió los brazos, abrió el alma y los pulmones y respiró aquel aire envenenado que sabía a naftalina y sonaba a miedo. Pensó que tras la tormenta había paz y que una nube negra no podía durar más de tres días, así que se tumbó sobre la hierba marrón a contemplar la luz que se filtraba por entre las griegas de algunas nubes, la luz también rojiza que le tocaba la cara y la calentaba sin ningún cambio de temperatura. Cerró los ojos y se dejó llevar, sintió la caída de mil pisos, sintió el batir de las olas dentro de su corazón y en el fondo de todo aquel abismo sintió la llamada de una voz cercana y el impulso de una lucha que por alguna razón había olvidado el motivo.

Abrió los ojos con fuerza, con rabia, con saña, como queriendo comerse el mundo, como queriendo ver un amanecer que ya no fuese marrón. Y se encontró una cara conocida, la cara de su madre, que, ojerosa, se incorporaba de bajo sus brazos y lo miraba desde la silla del hospital, como si hubiese visto un milagro, sin poder respirar, sin poder pensar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s