lo que no dije

No es que no tenga ideas,
ni sensaciones que me remuevan las entrañas.
No es que no tenga ganas
de vomitar todo lo que siento.
Es que no encuentro ninguna palabra,
ninguna expresión,
ningún sonido
que definan este yo.

No es que no tenga
el estómago lleno de espuma
que me lo hincha estando vacío.
No es que los ojos los tenga rojos
por otra cosa que no sea llorarte.
Es que nada: nada
podría ponerle palabra a esta definición.

¿Y si te digo,
que ahora lo entiendo todo?
Que la parte más dura de echar de menos
es saber que no es mentira;
y que la distancia existe.

Así que no es que no tenga palabras
no es que sea la mujer de hielo.
Es que hay demasiado fuego
que me abrasa los órganos
y me quema el corazón.
Que me envenena por dentro
con las palabras que no puedo pronunciar.
Con aquellas que muerdo y mastico
pero nunca escucho.

Maldito,
maldito todo.
Maldito mundo oculto entre las sombras
que esconde fragmentos de un camino por descifrar.
Maldito todo.
Así que,
no tomes mi silencio como una hoja vacía de ideas.
Sino como un plumero desgastado de tanta tinta malgastada
en dibujar un sentimiento que siempre arrojo por miedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s