lo que la boca calla

Nadie sabe adónde van los sentimientos de los que nadie habla
nadie sabe dónde se guardan.
Nadie sabe donde duermen las ilusiones perdidas
de los resquicios del alma.
Nadie lucha ya por las sensaciones que un día fueron lágrimas
y se murieron con la boca cerrada.
Nadie sabe nada de aquellas mariposas
que un día revolotearon un estómago lleno de ganas de comerse el mundo
y que ahora el miedo ha tornado en podredumbre.

La incerteza
es el delito más maldito de todos.
El arrepentimiento el mayor pecado
del que nadie, por desgracia, se libra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s