palabras con humo

–A veces me pregunto si todo esto sirve de algo.
[la música sonaba y se oía el piano. El aire bailaba con las hojas y permanecía impecable al oído. Una preciosa tarde de primavera en ciernes.]
–Todo tiene un sentido –dijo él sin apartar tampoco la vista del sol poniente y el horizonte.
–Eso dicen. Dicen que cuando estás abajo no puedes más que subir, y que cuando estás arriba te tienes que preparar para la caída. Eso dicen, pero parece tan infinito el tiempo de cambio cuando estás en lo profundo…
[Exhaló una bocanada de humo de tabaco.]
–La falta de paciencia es el peor mal del mundo.
–Yo no tengo paciencia… –suspiró ella apartando la vista de la puesta de sol y perdiéndola en la sombra que dejaba la balaustrada de piedra– es mi gran defecto.
–Pues, simplemente, mantente viva. Respira y evita sobrevivir.
–Sobreviviré al principio…
–Lo importante es al final, cuando sientas ese ascenso: vívelo, cuando sientas el calor: vívelo.
–¿Y cuándo será eso?
–El día menos pensado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s