cuando ya no esté

Cuando me llamen
deja que el tiempo
sea el pasto de lo que te enseñé.
Deja que la experiencia
termine de ser tu mentor.

Cuando no pueda seguir
sigue tú por mí
luchando por la libertad de ser
por la libertad de creer.
Por la libertad de crecer
como jamás soñaste que algún día harías.

No tengas miedo,
y abre la puerta de ese corazón
destapa la tapa de la caja envuelta en cadenas
ábrela y siente con algo más que la mente.

Porque cuando yo no esté
ya habrás aprendido a amar
a amar y sufrir,
pero yo no fui ni seré
la única persona que hará que vuelvas a reír.

Esa sonrisa es demasiado bonita
como para verla apagarse
junto a la llama que me apaga.
No quiero llevarme lo más bonito
que jamás pudo crear la naturaleza.

Guarda mi alma
en cada carcajada
y así viviré.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s