Mirar al frente

Aprieta bien fuerte
tu corazón contra tu pecho
que nadie te lo robe,
que nadie te quite las ganas de volar
ni siquiera tú
ni siquiera tus sueños.
No te venzas al alba
de las ideas que quedaron atrapadas entre lágrimas amargas
no te venzas al desánimo.
Recuerda:
tú y solo tú serás capaz
de impulsarlo todo
de despegar
tú y solo tú lo harás realidad.

Aprieta bien fuerte
ese corazón que camina tambaleante
y ahoga los suspiros rotos
sigue,
anda camino de frente
entre los adoquines que resbalan hacia el pasado.
La tristeza
es solo un lujo que unos pocos se pueden regalar
un lujo demasiado caro.
Un lujo que no debes desear.

Anuncios

2 pensamientos en “Mirar al frente

  1. “…que nadie te quite las ganas de volar
    ni siquiera tú…”
    ¡Qué difícil es esto a veces! Pero nos lo debemos. Nos debemos seguir soñando y luchar por esos sueños.

    • es muy complicado volar cuando tú te pones el propio peso y por desgracia o por suerte de normal suele ser la misma persona la que pone o quita la piedra 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s