Fin de los días

Me desperté
cansada de hundirme por siempre en la miseria.
Amaneció,
y el sol me dio las fuerzas que me quedan.

Si eres libre
no oses atarte ni amarrarte
a un mástil sin rumbo,
si eres listo
sabrás que mi vida no tiene ninguno.

Perdida estaré,
sí, pero libre y feliz más pura que siempre.
Perdida estaré,
sí,
pero aunque mis días
no tengan más fin que el de todos
no tengan más fin que el de la pérdida del tiempo
el rastro de mis días
serán incomparables
serán lo que quise
y de lo que jamás me arrepentiré.

Si eres listo
no me sigas
no me ames
no me pidas que te abrace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s