Silencio

¿No me oyes cuando callo?
¿No me lees las palabras silenciadas?
Es el miedo cuando hablo
el que susurra todas mis miradas.

¿Qué, tal vez, estos sean los ojos
de una que dice lo que siente?
Mas no siento sino miento
y me acongoja el centro de mi simiente.

Mis palabras callan
lo que mi boca quiere oír.
Y mi alma guarda
lo que el temor enterró ahí.

El silencio
a veces
no es más que un manto
que tapa la puerta
al sótano de mis deseos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s