Rapto de un corazón

Y luego apareces,
me desmontas a tu antojo
me haces cosquillas y me dejas volverte loco,
me enseñas el mundo que tenías escondido para mí,
y luego lo guardas.

¿Me equivoco?
Si tan solo de estar contigo un poco
mi mundo se vuelve un soplo
y mi vida un instante de delicia,
que luego quitas,
que luego fusilas.

¿Me equivoco?
Solía soñar contigo sobre un corcel,
contigo de caballero que me saca de mis pesadillas
y ahora solo eres un sueño.
Un sueño maldito que me astilla
que se clava en mi pensamiento
y no queda más que en eso:
eterno sueño.

¿Me equivoco?
El loco del amor
que jugó con mi alma
debió guardar sus armas
para no hacerme caer en error,
para no hacerme daño una y otra vez
para no volver a pensar en el dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s