El tiempo solo trae disgustos

Por un momento he volado de este mundo leyendo tus palabras.
Me las he comido una a una
y hendido en mi alma cada punto mal atinado.
Por un momento he soñado ser tú.

En esa doble y pura vertiente de mi simiente
he creído comprender lo que tu adentro esconde con recelo
y en un segundo de ilusión eterna he saboreado el resquicio de tu temperamento
pero aún así, no te entiendo.

Dímelo:
no sé a qué esperas.
Tal vez, a que sea demasiado tarde,
tal vez, a que yo ya no quiera.

En letra pequeña tendida entre pinzas del aire y el recuerdo
veo perfilados más de tres suspiros tremulantes,
y tus ojos subrayan lo evidente
mas tu boca me niega esa frase.
No sé a qué esperas.
Yo lo dije,
y tú me pediste tiempo,
pero el tiempo, ¡ay el tiempo! Solo trae disgustos.

Anuncios

2 pensamientos en “El tiempo solo trae disgustos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s