No mereces mis versos

Podría gritar los versos más desgarrados de la noche
pero no quiero: no los mereces.

Nunca soñé con este momento pero tú lo hiciste mío, muy mío
y yo solo hago que tragar tus andanzas y tus miradas de hielo.
Nunca quise frío por respuesta ni silencios incómodos en tu lengua,
pero tampoco yo elegí la eutanasia de tu sentimiento ya cansado de mí
pero ahí lo tengo, regalo de cada noche a tu lado.

No puedo esperar más lunas rojas
ni tampoco quiero ver morir las horas aguardando un beso que sepa más amargo que el café.
El último adiós lo pronunciaste hace mucho tiempo y sí,
¡ay tonta de mí que no entiendo!
No entiendo todo lo que dices con silencios.

Mas te callas y me miras
como esperando un suspiro que demuestre mi hastío por ti
eres tan cobarde que prefieres que sean otros quien te digan tus palabras y tú solo asientas.
Como todo en esta vida,
una vez más tu pereza y miedo ganó la partida y yo no hago más que perder jugadas…

Yo solo hago que esperar los días que jamás vendrán,
con la esperanza de que, al menos, sean de esta vida.

Podría gritar los versos más desgarrados de la noche
pero no quiero: no los mereces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s