Anteayer

Se me antoja extraño
no tenerte en mis labios
mientras pasa el tiempo en la antes compartida oscuridad.
Me malacostumbraste, como niña insolente,
a beber de tus placeres y comer de tus dulces
mientras las luces se apagaban y solo existía nuestro color.
Ahora huelen a ti mis sábanas y deseos
y ese aroma a cuerpo impregna mucho más que mi melancolía al no tenerte.
Oigo tus suspiros y gemidos que te arranco sin tú esperarlo
mientras te dejas domar por mis piernas
aún consciente de que no estás aquí.
Y eso que pasó hace eones, hace siglos, hace años, anteayer
no queda más que escrito en nuestra memoria con tinta impresa
y sellado con un temblor pícaro
que afirma que las horas solo pasan para el próximo verso en tu ausencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s