eternos

Nos creemos inmortales

y, no obstante, morimos.

Morimos cada vez que nos sorprendemos

caminando solos senderos,

senderos en los que no nos acompañamos ni nosotros mismos.

 

Nos creemos eternos,

y, sin embargo, somos finitos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s