No eres un caballero

Disparo poesías

y pulso las teclas de cada letra

como si fuese un piano con un sonido mudo.

Ahora ya no puedo hablar, te lo he dicho todo.

Ahora ya no puedes sentir, el dragón se comió tu caparazón.

Y el viento te secó los sentimientos.

No blandes un escudo ni portas armadura,

ya me dejaste claro que no eras un caballero.

Solo tienes unas ropas algo duras

y una brújula que estropeada,

te hace buscar tesoros en las tinieblas

señalándote lo que tú llamas cielo

y el resto llama situación en la que jamás querría estar.

Te deseo la mejor de las suertes

en la que será tu gran batalla

de ti contra ti mismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s