Basta

Basta

de pelearnos por ver quién sufre más.

De demostrar que lo infeliz prevalece sobre todos los hechos.

Que ante todas las situaciones la lágrima vale más que la risa.

De dejarnos llevar por el odio y la rabia

sin pensar en que las palabras siempre pudieron más que el puño.

Basta de jugar a que somos justos.

 

Allí donde vinimos, allá donde vamos

no seremos más que polvo,

más que pequeños trozos de nada putrefacta.

 

Si en algún momento una herida física hubiese sido más letal que un estigma en el alma, hace mucho que pensaríamos todos con las mismas reglas.

 

Basta.

Porque existe todo lo demás.

La caricia y el olor a felicidad.

El abrazo, existe el calor de una mano.

Existe la mirada cómplice,

y un otro mañana y un otro día.

Existe todo lo que quieres que exista

hasta lo inesperado

y lo invisible.

 

Si aún después de todo

sigues prefiriendo la palabra que se cuela entre los dientes

que se desgarra y cae embalsamada en asco y odio.

Si aún así lo prefieres.

A ti, te digo basta.

 

 

A todos esos mensajes de odio y tristeza sobre lo horrible que es el ser humano

y lo horrible que es la vida

tras descubrir cómo se hacen las guerras en los países desarrollados

del siglo XXI.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s