hay tantas cosas que importan mucho

que las que importan poco se revalorizan.

Yo aquí lo que quiero decir es que el que no corre vuela

como el tiempo.

hay tantas cosas que importan mucho

que por cada segundo pasado escribiendo estas palabras

podría estar haciéndote alcanzar el cielo varias veces.

Pero nos obcecamos con vivir tristes.

Podríamos hacer tantas cosas con el solo consentimiento de uno mismo

que nos parece más tentador esperar a la aprobación del resto.

Y sí, me refiero a ti.

Date por aludido o aludida.

Muévete

porque si no lo haces, cada segundo transcurrido será uno perdido.

Cada vez que sentimos que estamos dirigiéndonos

a un camino de dudas, de frustración, de no placer

realmente lo estamos haciendo.

¿Eres consciente

de que cada segundo

suspirado

es segundo

agotado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s