Julio

No puedo olvidarme

de tu tacto a través de la ropa

con las manos mojadas por la lluvia

y el pelo erizado con el calor de julio.

Aún siento tu mirada

con los ojos cerrados

el roce de tus manos

y el buscar de tus labios

tan antónimo a lo que piden tus miedos

tan antónimos a lo que nunca he hecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s