A veces, escribo porque sí

Yo soy mujer de cosas simples:

de sonreír cuando me escribes

de aprovechar hasta el último rincón de mi casa para soñar

de desayunar a la hora de la cena

de mirar al cielo para verlo azul e imaginar el mar.

 

Yo soy mujer de mil laberintos

pero que sabe la dirección de salida de cada encrucijada

y si me preguntas te doy señales

pero te advierto que te puedes perder si entras solo

siempre bajo tu propio riesgo con o sin mi consentimiento.

 

Yo soy mujer de palabras

con o sin pronunciación

de suspiros en momentos de rabia

aunque vengan como premio de consolación.

 

Por el contrario,

no soy mujer de una vida tranquila

las banalidades las curo como vehemeces

y me sobran días para contemplar las cosas más preciosas en cuadros de niños

pero jamás para perderlos con cuentos a las que les sobran capítulos.

 

Y aquí tienes un trocito de mí,

arrúgalo, estrújalo, bésalo

pero yo me quiero así.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s