Miedo

Estamos acostumbrados a vivir con miedo.

Miedo hacer

Miedo a no hacer

Miedo a que nos quite algo que ni siquiera es nuestro

Miedo, a sentir miedo.

 

Estamos tan absurdamente locos

concentrados en no sentir miedo

que se nos olvida que el miedo no existe

más allá de en nuestra propia percepción.

 

Estamos demasiado acostumbrados

a vivir defendiéndonos de lo invisible

que se nos olvida todo lo demás.

A mí me da miedo eso:

olvidarme de sonreír.

Olvidarme de ser capaz de no hacer nada

más que dedicarme a ser feliz.

Olvidarme de que mis razones para levantarme cada día

están intrínsecas en mí

clavadas en mi alma.

 

Estamos tan acostumbrados a que el miedo nos congele

que olvidamos que nosotros somos nuestros propios hombres del saco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s