No eres para mí

eres para el caos, el caos del malo

para la locura que desenfrena porque no tiene control

los llantos que nunca son de felicidad.

Eres padre de los miedos que aún no sé que tengo

que intentarán curar otras personas

o algún día yo.

Eres una cicatriz que no es bonita

muestra de una historia digna de quedar almacenada en mi recuerdo.

Eres un cuento de hadas de rodillas peladas.

Eres

el torbellino

el huracán

que está empezando a despegar

más allá del océano

en la costa opuesta a mi minudo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s