En otro mundo llamado sueño

En otro mundo, en otra vida, en otras circunstancias, estás tú siendo comido por mí engullido y saboreado siendo eternamente una parte más de mi organismo paseando por mis entrañas sacudiendo mis palabras ocultando arañazos de cicatrices aún por hacer citándome los trazos de cada poesía besándome los párpados haciéndome cosquillas.   En otro mundo […]

Tu voto:

No pasaría nada

Y si me dejases de querer no pasaría nada solo que estaría triste, mucho durante una o varias temporadas. No pasaría nada tardaría en levantarme, como siempre aunque esta vez por tisteza y tu café de la mañana se enfriaría todos los días desde que no duermes conmigo hablaría a las paredes y me despediría […]

Tu voto:

carta

Hola: Mi vida es un caos pero te quiero en ella no para que que me la desenredes sino para que te dejes llevar por el desorden. Verás, aprenderás a ver el mundo de otra forma a que no todo se apunta en un google callendar y la música se escucha con los ojos cerrados, a que […]

Tu voto:

La paradoja de lo inexistente

No nos damos cuenta de nosotros mismos ni de nada a nuestro alrededor. La paradoja de la existencia inexistente que solo echamos de menos cuando ya se ha ido, así, de repente. Solo nos creemos vivos cuando estamos cerca de la muerte. Solo notamos prisa cuando ya no tenemos tiempo. Nadie nos ha enseñado a […]

Tu voto:

Folio

Blanco o pintado, entero o rasgado, casa de pensamientos, expresiones, ideas, lienzo de emociones -lienzo de mis dolores-. Eres la base de la difusión que quedaría muerta en el recuerdo, un recuerdo que a penas dura cien años. Pero tú alojas perennes momentos, algunos que con penas se arrojan. Muchos ardéis con cada letra, otros […]

Tu voto:

La habitación blanca

Mis poemas son como una habitación vacía con paredes blancas en la que de ellas penden letras esculpiendo entrañas.   Te cedo el paso y te doy la llave para que te pierdas en estos cuatro muros sin ventanas. Mas jamás te daré el derecho a la comprensión, aunque sí el goce de la incertidumbre.   […]

Tu voto:

Noches

No quiero ir a dormir. No quiero que el hada de los sueños venga a buscar un hueco donde poner su semilla de una noche y encuentre una almendra aún fresca. No quiero volar. Estancada, me encuentro en el lodo de los abrazos pernoctados. Solo pienso en lo que no pensé cuando te pude decir […]

Tu voto: